BiteRoll (10 ml)

Roll-on calmante post-picaduras.


zoomable

Origen:

BiteRoll (10 ml)

Roll-on calmante post-picaduras.

Pack
Ref: COS027
Disponibilidad:
8.75 € IVA incluído
uds.
-
+
Entrega: 24 a 48 horas

Alivia y calma la piel tras una picadura de insecto (mosquitos, avispas…), plantas urticantes y medusas. Efecto frío, reconfortante e hidratante BiteRoll está formulado a base de jojoba, lavanda y propóleo, ingredientes de origen natural y bio, que proporcionan alivio y refrescan la piel irritada por picaduras (insectos, plantas urticantes y medusas). Es adecuado para niños a partir de los 3 años y adultos. La asociación sinérgica de sus ingredientes aporta un efecto frío y refrescante, proporcionando alivio de larga duración.

  • El aceite de jojoba contiene ésteres líquidos similares a las ceramidas de la piel y, tiene reconocidas propiedades reconfortantes y de mantenimiento de la estructura de la piel.
  • El aceite de lavanda contiene los terpenoides linalool, linalil y cineol, que han sido tradicionalmente usados para refrescar y relajar la piel.
  • El propóleo es un extracto estandarizado en polifenoles (apigenina, chrisina, galangina), que tienen efectos positivos en los procesos antioxidantes y calmantes.

✓ 99% del total de los ingredientes es de origen natural. 
✓ Cosmético Certificado con Cosmos Natural (Soil Association Natural)

  • agua
  • aceite de Simmondsia chinensis
  • aceite de Lavandula angustifolia*
  • extracto de propóleo
  • aceite de Eucalyptus citridiora*

*Ingrediente biológico

 

Agitar bien antes de usar. Aplicar localmente sobre la zona afectada tantas veces como sea necesario. 

Roll-on 10 ml

Picaduras de insectos o bichos
En su mayoría, las reacciones a picaduras de insectos son leves y suelen presentar enrojecimiento, picazón o hinchazón en la zona sin mayores molestias. Estas a menudo van seguidas de una reacción alérgica provocada por sustancias que pueden resultar tóxicas y que se depositan en la piel segregada por el insecto. No suele provocar mayores molestias y suelen desaparecer en unas horas o días y pueden ser tratadas en casa, a no ser que se tenga alergia grave a esa sustancia tóxica del insecto en cuestión.

Picaduras de mosquitos
Los mosquitos se reproducen principalmente en zonas de agua estancada y generalmente lo hacen con mayor frecuencia durante los meses de calor. Las hembras mosquitos son las que “pican” o se alimentan de la sangre del individuo para el desarrollo de su fertilidad. Sus picaduras son pequeñas, redondas y presentan hinchazón que aparece a los pocos instantes de haber picado el insecto. La sustancia segregada por el mosquito es anticoagulante y produce mucho picor o comezón. En ocasiones, pueden aparecer varias picaduras en la misma zona, aunque estas suelen ser leves y no tardan más de unos pocos días en desaparecer.

Picaduras de mosquito tigre
A diferencia del mosquito común, el mosquito tigre suele picar durante el día y se le puede reconocer por presentar rayas blancas en su tórax, abdomen y patas. Los síntomas de las picaduras de mosquito tigre suelen ser más acentuados a la picadura de otras especies de mosquitos, aunque depende mucho de la persona afectada. Normalmente suele presentar dolor localizado, enrojecimiento o hinchazón, aunque también sensación de ardor, además del común picor.

Picaduras de avispas
Las picaduras de avispas o avispones provocan un dolor súbito y agudo al principio, dejando una marca roja hinchada en la zona y que puede durar desde unas horas hasta varios días si presenta dolor. Al igual que con otros insectos, las picaduras de abejas se tratan de una reacción alérgica leve, siempre y cuando no se tenga una alergia diagnosticada en concreto a estos insectos.

Picaduras de medusas
La mayoría de las ocasiones, las picaduras de medusas presentan un dolor inmediato y marcas rojas en la piel junto con irritación y sensibilidad en la zona. Aunque no suelen ser graves, sí resultan molestas y, en reacciones con síntomas muy acentuados, requieren atención médica. Algunos de estos síntomas son las “huellas” o marcas en la piel del contacto con los tentáculos de la medusa con la piel, picazón e hinchazón, normalmente enrojecida y con sensación de ardor.

Picaduras o reacciones en la piel por plantas urticantes
Las plantas urticantes tienen en sus tallos y hojas vellosidades muy finas que contienen toxinas que utilizan para defenderse antes agentes extraños como los insectos. Estas toxinas resultan irritantes al contacto con nuestra piel, produciendo inflamación o urticaria. Una de las plantas urticantes más común es la ortiga, pero también el cardo o la hiedra.

Alivio de picaduras, ¿qué aplicar en ellas?
En reacciones leves, se recomienda limpiar la zona con agua y jabón neutro. También, en el caso de que presente dolor y/o hinchazón, aplicar frío en la zona con un paño humedecido o con hielo. El uso de ingredientes naturales para calmar la piel como la lavanda, puede ayudar a aliviar el malestar. Si el picotazo y su inflamación no desaparece en unos pocos días o si empeora, acuda a su profesional sanitario.

Picaduras en niños
Por lo general, la actuación en el caso de los niños es igual a la de un adulto, lavando la zona y aplicando frío de forma no directa. Si los picotazos le producen comezón, es recomendable recordar al niño que no se rasque para evitar que se provoque una herida mayor que pueda llegar a infectarse. También puede aplicar algún producto calmante para la piel, siempre asegurándose que este es apto para niños pequeños.