Caja nido para pájaros (para clavar)

Caja nido para clavar en pared o árbol, especialmente indicada para zonas de fuertes vientos.


zoomable

Origen:

Caja nido para pájaros (para clavar)

Caja nido para clavar en pared o árbol, especialmente indicada para zonas de fuertes vientos.

Pack
Ref: F003
Disponibilidad:
19.00 € IVA incluído
uds.
-
+
Entrega: 24 a 48 horas

Caja nido para pájaros destinada principalmente a albergar diferentes especies de aves silvestres. Su diseño está pensado más para ser clavada en el árbol o pared, todo y que también se podría colgar. Se aconseja utilizar este modelo en zonas de fuerte viento, ya que al poderse clavar evitamos un excesivo balanceo, el cual haría desistir a los pájaros a utilizarla como base de nidificación. Puede colocarse tanto en zonas urbanas (parques, jardines, terrazas, etc.) como en bosques, o bien como ayuda en el control de plagas en huertas y zonas agrícolas (ver control de plagas biológico).  Diámetro de entrada: 32 mm

Características principales:

  • Fabricada en madera de pino macizo con certificación PEFC (explotación sostenible de los bosques) de 16 mm de grosor.
  • Tejado con una ligera inclinación para evitar acumulación de agua.
  • Frontal abatible, de esta forma podemos acceder a su interior y así facilitar su limpieza al finalizar la época de cría.
  • Las maderas están unidas entre si mediante tirafondos (no clavada), dándole una mayor solidez.
  • La base lleva dos agujeros de drenaje y la tabla trasera otros dos para poder clavarla o colgarla con facilidad.
  • Peso: 1530 g
  • Medidas: alto 26 cm x ancho 16 cm x largo 15 cm
  • Diámetro del agujero de entrada: 32 mm

Especies que la ocupan:

  • herrerillos, carbonero común, carbonero garrapinos, gorrión molinero, esporádicamente chochín.

Todas las cajas nido y comederos de madera de Garden Birds están fabricados con pino certificado PEFC o FSC. La calidad y resistencia del pino hace de éste una materia prima ideal para la construcción de nuestros productos. Con el paso del tiempo la madera pierde su aspecto inicial volviéndose más oscura y perdiendo matiz. Para que se mantenga uniforme durante más tiempo recomendamos darles una protección extra. Para ello os recomendamos el aceite de linaza o bien un barniz ecológico. A parte de mantener la estética exterior, alargaremos más años, si cabe, la vida de la caja nido o comedero.

Mantenimiento
Los comederos, a parte de una limpieza periódica, poco mantenimiento más necesitan. No así las cajas nido a las que debemos prestar algo más de atención para que no pierdan efectividad. Por regla general debemos seguir esta pauta:

  • Colocar en otoño (ver el apartado “Donde y como colocar las cajas nido”): de esta forma se acostumbraran a su presencia y es muy posible que la utilicen como cobijo en días fríos y lluviosos.
  • Revisar a finales del invierno: la mayoría de los pájaros que ocupan oquedades empiezan a construir sus nidos en primavera. Por ello debemos comprobar que la caja está limpia y lista para ser ocupada. ¡Cuidado no se haya instalado algún avispero!
  • No molestar en época de cría: durante los meses de abril-junio se lleva a cabo la cría. No es aconsejable abrir la caja en esta época. Las molestias ocasionadas podrían hacer peligrar la puesta. Es mucho más gratificante ver con unos prismáticos como los padres entran y salen de forma constante llevando alimento a los pollos. Si queremos ver a los pollos en el nido, podemos optar por una caja nido con cámara.
  • Nueva revisión y limpieza a finales de verano: finalizada ya la cría, procederemos de nuevo a limpiar la caja. En el nido encontraremos excrementos y posiblemente algún huevo infértil sin eclosionar.  Retiraremos el nido, limpiamos un poco, revisamos que no haya sufrido ningún deterioro significativo y lista. Recordar hacer una nueva revisión a finales de invierno.